Iniciativa presidencial de reactivación concerta con Santiago

Proteger empresas, empleados, empleadores y minimizar los efectos sistémicos en la economía local de la Pandemia Covid-19 es el abordaje de Santiago para la reactivación económica. Nuestros sectores empresariales y sociales presentaron la propuesta de reapertura productiva que antecedió a la iniciativa de la Presidencia de la República. Santiago pronto tendrá certificadas miles de Empresas Libres de Covid-19.

Nuestro abordaje fue bien acogido por la Comisión Presidencial de Alto Nivel para el Control del Covid-19 coordinada por el ministro de la presidencia Gustavo Montalvo con la participación del Ministro de Salud, Rafael Sánchez Córdova y otros funcionarios.    

Los períodos presidenciales de Danilo Medina no hubieran tenido el impacto logrado en diversos ejes de la economía y la política, sin la mente sabia, eficaz y diligente de su ministro de la presidencia, el santiaguero Gustavo Montalvo Franco. De ahí que el programa piloto de reactivación económica de impacto rápido y riesgo controlado en Santiago, se fundamentó en el buen desempeño de República Dominicana en la gestión de la pandemia del Covid-19 con buenas cifras de contención en América y el mundo.

En este orden, se destaca el respaldo que reciben las medidas de la Comisión de Alto Nivel y del Ministerio de parte del liderazgo empresarial y social de Santiago y la Región del Cibao. Esto incluye a los actores más relevantes de Santiago, que han puesto en marcha diversas iniciativas orientadas a combatir la pandemia. Especialmente la Corporación Zona Franca Santiago (CZFS) y otras empresas.

Es nuestra consideración que con la reducción de la tasa de ataque promedio cada dos semanas, la baja de los índices reproductivos básicos (R0) que estiman la velocidad con que una enfermedad se propaga en una población. Asmismo la disminución de nuevos casos, el control del aumento acelerado de mortalidades, el inicio de la reactivación económica a partir del día de hoy, será un hecho exitoso, no sin transitar por el control  del debido riesgo relativo epidémico que esta acción implica.

Santiago considera que la operación de este programa piloto de reactivación económica de impacto rápido impone asegurar la operación y el compromiso financiero con al menos 2,500 empresas involucrables. El programa debe ser apoyado para las micro y pequeñas empresas que requieran una asistencia especial del Estado dominicano vía los diversos mecanismos: i) el nuevo programa Pa’Ti; ii) el programa de Fomento a la Pequeña y Mediana Empresa; iii) del Instituto Dominicano de Prevención y Protección de Riesgos Laborables (IDOPRIL); y iv) otros auspicios provenientes de los diversos organismos del Estado.

La Reactivación de Santiago es coherente con el Plan de Contingencia de Control del Covid-19 concertado en Santiago y se orienta en consonancia con la Agenda o Plan Oficial de Desarrollo Estratégico Santiago 2030 y su Estrategia: Santiago Incluyente y Salvador de Vidas.  

Un plan de reapertura y entrada en operación de las empresas y actividades productivas debe asegurar el riguroso control del riesgo de transmisión del Covid19, tanto en el traslado de los empleados a su lugar de trabajo, como en su estadía laboral y en la jornada productiva, favoreciendo un diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno de los casos sospechosos y probables que pudieran generarse.

Si se previene y contiene el quiebre de al memos 2,500 empresas se estarían salvando 75,000 empleos de micro y pequeñas empresas. Asimismo se protegen empresas con demanda asegurada por la crisis, igualmente deben priorizarse respuestas fiscales, financieras y monetarias del gobierno nacional para proteger a trabajadores y empresas.

La reactivación económica rápida debe utilizar herramientas epidemiológicas;  aportar estímulos financieros y ralentización fiscal que aseguren la reducción de la tasa de ataque y aumento relativo de las libertades sociales, facilitando la aplicación de la debida vigilancia de casos con herramientas y aplicaciones APP de autodiagnóstico, pruebas rápidas y PCR de Covid-19 para detección de casos asintomáticos y la identificación de cadenas de contacto.

Se impone además valorar y medir objetivamente cómo la ejecución operativa de las acciones de apertura, testeo, vigilancia epidemiológica y control de casos, ha impactado el riesgo de transmisión de Covid-19 en los espacios de trabajo y producción. Vamos a certificar diversos establecimientos comerciales y productivos como “Empresa Santiaguera Libre de Covid-19”.

Es de rigor además recolectar indicadores, variables y buenas prácticas, también enseñanzas-aprendidas, errores, puntos fuertes, áreas de mejora que permitan organizar una propuesta integral de puesta en valor de la iniciativa mediante la sistematización de la experiencia para su replicación masiva, a nivel regional de este programa de reapertura. Iniciativas que prevean la actuación en el fenómeno de rebrote de casos.

¡Santiago está en eso!

Reynaldo Peguero Gómez

Comparte en las redes