Consejo Estratégico indica es imprescindible ordenamiento territorial entorno de la Circunvalación Norte

Hay que organizar el crecimiento urbano hacia y después de la Avenida Circunvalación Norte

El Consejo para el Desarrollo Estratégico de Santiago (CDES) indicó que es imprescindible y urgente contener las amenazas que se presentan hoy con el crecimiento acelerado y continuo de cientos de edificaciones fuera del anillo verde creado en el entorno de la Avenida Circunvalación Norte.

Estas declaraciones fueron dadas en un encuentro técnico y ejecutivo con el nuevo Director Provincial del Ministerio de Medio Ambiente en Santiago, Ingeniero Lépido Polanco, su experto asesor en gestión ambiental Olmedo León y el equipo de la Oficina Técnica Coordinadora del CDES.

Es pertinente asegurar un control riguroso de las construcciones formales e informales que se realizan al Norte y al Este de la avenida Circunvalación Norte. Hay que imponer limitaciones y restricciones, que se retomen en el contexto del Plan Municipal de Ordenamiento Territorial (PMOT) de Santiago Ordenanza 3240-19, y de la estrategia de metabolismo urbano de ciclo virtuoso de la Agenda Santiago 2030 Ordenanza 3251-19.

Los técnicos del CDES consideraron que esta área y zona urbana intermunicipal dado que, acontece o se extiende entre el municipio de Santiago y los municipios de Tamboril, Licey y Puñal deben ser declaradas por una resolución de estos ayuntamientos y del Ministerio de Medio Ambiente como zona ecológica de protección prioritaria.

De no anticipar estas intervenciones territoriales en esta zona, se crearía una urbanización irregular, caótica y peligrosa dirigida inexorablemente hacia el Norte y Nor-Este (Jacagua-Gurabo) y Sur-Este (Aeropuerto Internacional del Cibao). Se invadiría además, la reserva ecológica del Pico Diego de Ocampo y el entorno de la riesgosa falla sísmica Septentrional.

El doctor Reynaldo Peguero indicó que, si no ordenamos ahora este caos se pasará de una ciudad que actualmente tiene 115 km2 a una urbe que en el año 2030 tendría más de 250km2. Asimismo, la ciudad precipitaría la pérdida definitiva de las capacidades de arborización de las cuencas urbanas, igualmente restaría funcionalidades competitivas y operacionales al Aeropuerto Internacional del Cibao (AIC).

El CDES valoró varias intervenciones de impacto inmediato con la participación de los diversos ayuntamientos y el Ministerio de Medio Ambiente de este entorno territorial.

Tiene que seguirse manteniendo a Santiago con la intervención de todos, como una de las ciudades de América que mejor cuida su sistema montañoso.

Unidad de Comunicación y Difusión

Comparte en las redes